Blog

19Sep, 2016

Comenzar a aprender inglés antes de los 6 años

La importancia de introducir un segundo idioma en edades tempranas

Los bebés tienen la capacidad de comprender todo lo que sucede a su alrededor mucho antes de que puedan hablar. Cuanto más estén expuestos al idioma antes se desarrollarán las redes neuronales necesarias para aprender tanto la lengua materna como un segundo idioma.

Desde el nacimiento, los bebés pueden distinguir un sonido que no corresponde a su idioma nativo. Los elementos de sonidos, que son la base de un idioma, se llaman fonemas, y varios estudios muestran como los adultos no percibimos estos fonemas como lo hacen los bebés.

Los estudiantes bilingües son más flexibles y pueden adquirir dos idiomas en el mismo tiempo que un niño monolingüe adquiere el suyo.

A la edad de 5 años, la capacidad de aprender más idiomas se debilita.

Al acostumbrarse a su idioma nativo los niños van perdiendo poco a poco la habilidad de diferenciar los fonemas de los distintos idiomas.

La idea de que el bilingüismo es perjudicial para los niños“... fue dramáticamente tachada de obsoleta en un estudio realizado por Elizabeth Peal y Wallace Lambert en la Universidad de McGill (Montreal, Canadá) que sentó precedente y demostró la superioridad generalizada de los bilingües sobre los monolingües en un amplio espectro de tests de inteligencia. Los niños bilingües tienen un mayor vocabulario y mejor dominio del lenguaje”.

Con nuestra experiencia como profesoras y madre de niños bilingües, queremos ayudaros en el aprendizaje del inglés. Tenemos claro que la clave está en exponer diariamente a nuestros hijos a diferentes situaciones en contacto con el inglés. Por ello, hemos desarrollado un método donde acompañarás a tu hij@ en el camino al bilingüismo.

Cada semana irás introduciendo frases en la rutina diaria, de manera sencilla, con el objetivo de tener el mayor número de impactos auditivos. Además, en las clases aprenderán de manera divertida con cuentos, canciones y lenguaje de signos que captarán su interés de forma natural.

Aprender un idioma requiere constancia, estructura e interacción a través de la conversación. Pero todo ese esfuerzo se verá recompensado con el resultado final.

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados *

*
*